Reserva de Horas
Solicitud de horas Online
Tel.: (595 21) 210.506
San José 136 c/ Mcal. López
Asunción, Paraguay
 
Preguntas Frecuentes

A continuación encontrarás una serie de preguntas sobre las alteraciones y síntomas que con más frecuencia afectan a los ojos, también encontrarás preguntas relacionadas con un tema de gran actualidad como es la cirugía refractiva. Las respuestas son orientativas y en ningún momento pretenden sustituir la visita al oftalmólogo.

¿Cómo es el desarrollo visual de un bebé de 0 a 6 meses?
¿Con qué frecuencia debo llevar a mi hijo al oftalmólogo?
¿Cuáles son los problemas oftalmológicos más frecuentes en los niños?
¿Cuándo debo sospechar que mi hijo no ve bien?
¿En qué consiste el LASIK?
¿En que tiempo podré ver bien?
¿Es dolorosa la intervención?
¿Qué es el estrabismo?
¿Qué es la cirugía refractiva con láser excimer?
¿Qué es la vista cansada?
¿Qué es un desprendimiento de retina?
¿Qué es un orzuelo?
¿Qué es una Blefaritis?
¿Qué es y como se produce un derrame?
¿Qué puedo hacer para que mi hijo tenga una buena salud ocular?
¿Qué son las cataratas?
¿Qué son las moscas volantes?
¿Qué sucede si el ojo se pone rojo?
¿Qué tengo que hacer si uso lentillas?
¿Que sucede si muevo los ojos durante la intervención?
¿Que tiempo dura la intervención?
¿Que tipo de molestias tendré?
¿Quién puede operarse?
¿Se han de tapar los ojos después de la intervención?
¿Se operan los dos ojos a la vez?
Enfermedades oculares
Lentes Progresivas, guía de adaptación!
Síndrome Visual del Computador
Sindrome del ordenador
Soluciones a los problemas de adaptación a los anteojos
 

Deprecated: Function eregi_replace() is deprecated in /home1/climedco/public_html/paginator.inc.php on line 132

¿Cómo es el desarrollo visual de un bebé de 0 a 6 meses?

De 0 a 1 mes
Su campo visual es de 30 cm aproximadamente
Percibe los contrastes de luminosidad y es capaz de cerrar los ojos ante una luz excesiva

De 1 a 2 meses
Es capaz de seguir con la vista los movimientos de su mano
No diferencia todos los colores; solo distingue el blanco, el negro, el gris, el rojo y el verde

De 2 a 3 meses
¡Ya reconoce la cara de sus papás! Y además es capaz de memorizar caras nuevas.
Los objetos en movimiento pueden ser seguidos por sus ojos

De 3 a 4 meses
Su campo visual se amplia y puede diferenciar más colores.
Descubre su mano y juega con ella.
Logra la visión binocular

A partir del 5 mes
Es capaz de sujetar objetos con la mano.
 
 

¿Con qué frecuencia debo llevar a mi hijo al oftalmólogo?

Depende de la edad de su hijo. De forma orientativa tenga en cuenta lo siguiente:

De 0 a 12 meses

En este periodo es vital estudiar la presencia de malformaciones como cataratas congénitas, leucocoria (reflejo pupilar blanquecino), aniridias o alteraciones en la vía lagrimal .El retinoblastoma, que es el tumor intraocular más frecuente en la infancia (aunque de muy rara aparición), también debe ser descartado.

De 1 a 4 años

Es la etapa adecuada para detectar posibles defectos de refracción. La motilidad ocular intrínseca y extrínseca debe ser valorada

A los 4 años

Comprobar la existencia de defectos refractivos. En caso de padecer de ambliopía (ojo vago) es necesario tratarlo de forma enérgica; en caso contrario, puede quedar secuelas para toda la vida.

A partir de los 4 años

Controles anuales hasta los 14 años
 
 

¿Cuáles son los problemas oftalmológicos más frecuentes en los niños?

Tal y como he señalado antes los problemas más comunes son:

  • Defectos refractivos
  • Ambliopía u ojo vago
  • Estrabismo
 
 

¿Cuándo debo sospechar que mi hijo no ve bien?

Diversos estudios señalan que la visión de un recién nacido supone el 5% de la capacidad visual que adquirirá en la vida adulta en condiciones normales. Cuando llega a los 36 meses de edad alcanza el 50%. El 100% se adquiere a los 5 años de vida aproximadamente.

En un recién nacido existen varios factores que deben alertarnos:

  • Parto prematuro
  • Cualquier tipo de patología visual en los progenitores
  • Incidencias durante el embarazo o el parto.
  • Existen distintas infecciones que, si afectan a la madre durante la gestación. pueden dejar secuelas en el feto, tales como la toxoplasmosis y rubéola.
  • Caída de párpados
  • Desviación de uno o ambos ojos
  • Lagrimeo continuo. Es un problema frecuente y suele deberse a alteraciones en la vía lagrimal .

Ante un niño en edad escolar existen varios signos y síntomas que deben alertarnos como

  • Se acerca o se aleja excesivamente del papel
  • Entorna los párpados para mirar
  • Retira a menudo la vista del papel
  • Se frota los ojos repetidamente
  • Ladea la cabeza al leer
  • Los ojos se le enrojecen y lloran con frecuencia
  • Hinchazón palpebral frecuente y orzuelos de repetición
  • Molestias intensas cuando se expone a luces brillantes
  • Dolores de cabeza frecuentes, náuseas o mareos frecuentes
  • No mejora la coordinación ojos-dedo con la edad
  • Tendencia a girar la cabeza cuando mira los objetos (en vez de girar los ojos)

Ante cualquiera de estas situaciones u otras anómalas debe consultar al oftalmólogo

 
 

¿En qué consiste el LASIK?

La palabra LASIK significa láser in situ keratomieleusis, es la técnica más utilizada en cirugía refractiva y consiste en previa instilación de un colirio anestésico, levantar una delgada lámina corneal con la ayuda de un aparato denominado microqueratomo automático. A continuación se activa el láser excimer que actúa en las capas internas de la córnea moldeándola de forma homogénea y eliminando los errores de refracción.
Finalmente se repone la lámina corneal que queda adherida sin necesidad de sutura, en este punto se da por concluida la intervención que dura menos de 10 minutos.
 
 

¿En que tiempo podré ver bien?

La mayoría de los pacientes refieren visión borrosa inmediatamente después de la intervención, sin embargo esta irá mejorando al cabo de unos cuantas horas, y al día siguiente ya pueden realizar casi toda su actividad habitual.
 
 

¿Es dolorosa la intervención?

Es totalmente indolora, la anestesia se realiza de forma tópica (con gotas), y el paciente solo puede experimentar alguna sensación de presión.
 
 

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo es una alteración ocular que se caracteriza por la desviación de un ojo, al que no está afectado se le denomina "ojo fijador" y es el que realiza la función visual. El ojo desviado o "torcido" como no puede ver por el punto de la retina especializado para la visión, percibe las imágenes borrosas y se vuelve "vago" o ambliope. La solución en estos casos, dependiendo de la edad del niño afectado será ocluir el "ojo fijador" para que el vago "trabaje" y pueda desarrollar una agudeza visual óptima. Así, llegado el momento que el oftalmólogo considere oportuno, se efectuará la cirugía indicada en cada caso, con la finalidad de corregir la desviación.

 
 

¿Qué es la cirugía refractiva con láser excimer?

Es la correción de los defectos refractivos, miopía, hipermetropía y astigmatismo mediante el láser excimer. La acción de este láser se realiza sobre la cornea, removiendo fracciones micrométricas de tejido y moldeándola de forma que queden corregidos los defectos refractivos existentes.
 
 

¿Qué es la vista cansada?

La vista cansada o presbicia es un defecto fisiológico que ocurre generalmente a partir de los 40 años y afecta a todas las personas sin excepción. En las personas jóvenes la substancia que constituye el cristalino es blanda y flexible y su forma se modifica según las necesidades de enfoque o acomodación. Con el paso de los años esta flexibilidad va decreciendo por un endurecimiento gradual del cristalino y alrededor de los 40 años estas personas empezarán a tener problemas de enfoque en visión próxima situación que también se conoce como vista cansada.
 
 

¿Qué es un desprendimiento de retina?

Es una alteración ocular provocada por una separación entre las capas de la retina. La forma más frecuente de desprendimiento de retina es la que se produce por una acumulación de líquido entre el epitelio pigmentario y las demás capas de la retina. Este líquido penetra a través de pequeñas heridas o desgarros que se producen generalmente después de traumatismos oculares, o en pacientes que tienen cierta predisposición a padecerlos como son los miopes. El tratamiento de desprendimiento de retina siempre es quirúrgico y en la mayoría de los pacientes afectados se consigue una buena agudeza visual final.

 
 

¿Qué es un orzuelo?

Es una infección aguda y purulenta de unas glándulas que se encuentran en los párpados, denominadas glándula de Zeis y de Moll. El orzuelo se caracteriza por dolor, inflamación, enrojecimiento y tumefacción de la glándula afectada. El tratamiento se basa principalmente en la aplicación de calor local y la antibioterapia adecuada.

 
 

¿Qué es una Blefaritis?

Es una inflamación crónica generalmente bilateral que afecta el borde libre de los párpados y las pestañas. La causa más frecuente es la infección por estafilococo, en muchos casos asociados a seborrea. Ocasionan una gran variedad de síntomas como, escozor, escamas en el borde palpebral, fotofobia, ojo rojo etc.
La blefaritis suele ser resistente al tratamiento que se basa en, higiene local, antinflamatorios y antibióticos.
 
 

¿Qué es y como se produce un derrame?

Un derrame o hemorragia subconjuntival consiste en un sangrado generalmente pequeño localizado por debajo de la conjuntiva, producido en la mayoría de los casos por traumatismos o infecciones, aunque en ocasiones se presenta de forma espontánea. En ausencia de infección o de un traumatismo significativo no es necesario instaurar ningún tratamiento, la sangre acumulada desaparece en 1 ó 2 semanas.

 
 

¿Qué puedo hacer para que mi hijo tenga una buena salud ocular?

De 0 a 4 meses
Ilumine la habitación de su bebé con una luz tenue
Cambie la posición de la cuna frecuentemente
Cuelgue algún objeto móvil de colores vivos fuera y arriba de la cuna
No limite la visión de su hijo con grandes muebles
Alterne el lado derecho y el izquierdo cuando le de comida

De 4 a 6 meses
Proporciónele juegos que estimulen la coordinación entre su mano y su ojo
Permítale la exploración de objetos y juguetes de distintas texturas
Estimule su visión con juguetes de colores brillantes

De 6 a 8 meses
Permita que su hijo gatee
Procúrele juguetes móviles y con colores vivos

De 8 a 12 meses
Escóndale sus juguetes preferidos para estimular su percepción
Permita a su hijo libertad de movimientos

De 1 a 2 años
Regálele juguetes para construcción, puzzles simples y pelotas
Proporciónele juguetes que tengan que ser pulsados para estimular la coordinación ojo/mano/cuerpo
Use una luz adecuada en la habitación donde da los primeros pasos

De 2 a 3 años
Realice actividades que requieran coger, observar ,describir un objeto
Anímele a caminar y a trepar
Como norma general tenga en cuenta lo siguiente:
  • Evitar que mire directamente la luz solar de manera prolongada. En ambientes muy soleados es aconsejable el uso de gafas de sol con cristales homologados
  • El cloro del agua de las piscinas puede irritar la superficie ocular .Es aconsejable proteger los ojos con gafas de natación adecuadas si se baña en piscinas
  • Debe guardar una distancia prudencial entre los ojos y la pantalla cuando esté frente al televisor
  • Hacer descansos frecuentes mirando a la lejanía cuando estudie o use el ordenador
  • Siempre que sea posible es preferible que estudie con luz natural. En caso de necesitar luz artificial hay que evitar la proyección de sombras sobre las hojas de estudio
  • Revisión periódicas por su oftalmólogo
  • Dieta variada y equilibrada con abundantes frutas y verduras
  • Evitar que lea tumbado
 
 

¿Qué son las cataratas?

El cristalino es una lente situada en el interior del ojo, en condiciones normales es completamente transparente permitiendo el paso de los rayos de luz hasta enfocarlos sobre la retina, consiguiendose de esa manera una imagen nítida. Cuando se produce una opacificación del cristalino lo suficiente como para provocar una disminución en la agudeza visual, estamos en presencia de una catarata.

 
 

¿Qué son las moscas volantes?

Las miodesopsias o moscas volantes son pequeñas manchas que se mueven con los movimientos oculares y que las personas afectadas la visualizan mejor cuando hay mucha luz o sobre superficies con colores claros. Las moscas volantes generalmente no significan la existencia de una enfermedad o alteración ocular y en la gran mayoría de los casos se presentan en personas normales, como consecuencia de condensaciones del vítreo o depósitos celulares, sin embargo en algunas ocasiones puede presentarse como consecuencia de patologías oculares como un desgarro o un desprendimiento de retina.
 
 

¿Qué sucede si el ojo se pone rojo?

Este síntoma se presenta cuando se produce una dilatación de los vasos de la conjuntiva, como consecuencia de inflamaciones, infecciones o reacciones alérgicas que con frecuencia la afectan. Otros síntomas que suelen acompañar al ojo rojo son, escozor, picor, sensación de cuerpo extraño o arenilla, secreción o "legañas", y en muchos casos fotofobia. Estas molestias varían de acuerdo con el tipo de conjuntivitis, las más frecuentes son las bacterianas, las alérgicas y las virales. Cada una precisa un tratamiento específico, por lo que recomendamos que en esta situación se ponga en contacto con su oftalmólogo.  

 
 

¿Qué tengo que hacer si uso lentillas?

Los usuarios de lentes de contacto blandas deben interrumpir su uso al menos 7 días antes de la intervención, y 15 días los que utilizan rígidas o gas permeables.
 
 

¿Que sucede si muevo los ojos durante la intervención?

Si durante la intrevención el paciente realiza pequeños movimientos, el láser tiene un mecanismo de seguimiento ocular denominado Eye Tracker, que permite realizar ajustes en la dirección en que actúa, de esta manera los rayos impactarán siempre en el sitio previsto. Por otro lado si los movimientos son de mayor amplitud el mecanismo bloqueará la acción del láser hasta que el ojo vuelva a su posición inicial.

 
 

¿Que tiempo dura la intervención?

Dura unos 10 minutos, aunque la actuación del láser realmente es de solo unos segundos. 
 
 

¿Que tipo de molestias tendré?

Durante las primeras horas de la intervención el paciente solo experimenta molestias de caracter leve que se controlan facilmente con la instilación de colirios anti-inflamatorios y lágrimas artificiales.
 
 

¿Quién puede operarse?

Cualquier persona mayor de 18 años que tengan entre 1 y 15 dioptrías de miopía o hipermetropías de 1 a 6 dioptrías, con o sin astigmatismo asociado. Estas graduaciones deben permanecer estables durante al menos un año antes de la intervención.
 
 

¿Se han de tapar los ojos después de la intervención?

No es necesaria la oclusión ocular.

 
 

¿Se operan los dos ojos a la vez?

Preferimos operar los dos ojos a la vez pues la recuperación es mucho más rápida. Sin embargo dejamos a elección del paciente la intervención por separado.
 
 

Enfermedades oculares

Conjuntivitis
La conjuntiva es una membrana transparente que recubre parte del globo ocular y la porción interna de los párpados. La conjuntiva contiene pequeños vasos sanguíneos que se ven como delgadas líneas rojas que transcurren sobre la esclera (blanco del ojo). Tiene la función de lubricar y proteger el ojo. La inflamación de la conjuntiva se denomina CONJUNTIVITIS. Las conjuntivitis pueden responder a diversas causas: bacterianas, virales, químicas, oalérgicas entre otras, siendo en muchos casos, difícil de establecer su etiología.
 
Queratocono
El queratocono es un trastorno progresivo de la córnea (la parte transparente que recubre la zona de color del ojo). La forma y la transparencia de esta estructura ocular son fundamentales para una correcta visión. En el queratocono se produce una deformación y un adelgazamiento paulatinos, de manera que la córnea va poco a poco protruyendo hacia delante.
 
Moscas volantes y centelleos
En ocasiones, es posible que usted vea pequeños puntitos o nubes que se mueven en su campo visual. Se les denominan cuerpos flotantes. Suelen observarse al mirar un fondo simple, despejado, tal como una pared o el cielo azul, cuando hay más luz, al mirar un papel blanco...
 
Degeneración Macular
La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad que afecta a personas mayores, en las que se produce una afectación de la parte más importante de la retina: la MACULA.
 
Tensión en los ojos
Cuando hablamos de tensión en los ojos, de un modo genérico estamos hablando de glaucoma.
El glaucoma representa un conjunto de enfermedades en las que con frecuencia, aunque no siempre, existe un aumento de presión dentro del ojo, y en las que el nervio óptico sufre un daño muy característico.
 
Las lentes de contacto
Las lentes de contacto (LC) son unas piezas de plástico con curva que se ponen sobre la córnea para corregir algunos problemas de visión.
Los dos tipos principales son las lentes blandas y las lentes permeables al gas (llamadas a veces lentes duras).
 
Las cataratas
Se llama catarata a cualquier opacificación del cristalino. El cristalino es una lente transparente con forma de altramuz que se encuentra dentro del ojo, formando parte del sistema óptico del mismo. El centro se llama núcleo, el cual está envuelto por una cápsula que equivale a la piel del altramuz.
El cristalino es una de los dos cristales con los que ve el ojo humano, junto con la córnea. Por eso, cuando se hace más oscura una parte de él aparecen problemas de visión. Éstos no se puede corregir con unas gafas, sino que el único tratamiento efectivo es la cirugía de la catarata.
 
Me he operado de cataratas y me han dicho que la lentilla está sucia
No existe tratamiento posible con colirios o medicinas. La solución definitiva para este problema es la limpieza de la cápsula con un láser especial llamado láser YAG. Con él se hace un pequeño agujero en ella (capsulotomía) para quitar la borrosidad. Es una técnica rápida, sencilla e indolora que se realiza en la consulta bajo anestesia local. La duración aproximada de este procedimiento es de unos cinco minutos.
 
Trombosis venosa retiniana
La trombosis venosa retiniana es una enfermedad de la retina que se incluye dentro de los EVOR (Eventos Vasculares Oclusivos de la Retina) y que engloba tanto las oclusiones arteriales como venosas de la retina. Se producen por obstrucción de una vena, impidiéndose el paso de la sangre a través de ella.
 
Las patas de gallo
Nuestros ojos, nuestra mirada, son la parte del rostro que antes atrae la atención de los demás. La exposición al sol, el estrés, la polución, el aire acondicionado e incluso los movimientos faciales tales como sonreír o gesticular agreden diariamente a la piel del contorno de los ojos. Esto provoca una pérdida de elasticidad y turgencia de los tejidos que subyacen a la piel, acentuando las líneas de expresión, y favoreciendo la aparición de pequeñas arrugas alrededor del canto externo de los ojos: las molestas Patas de Gallo.
 
El desprendimiento de retina
La retina es una capa de tejido nervioso que tapiza el interior del ojo. Está formada por células nerviosas que son sensibles a la luz. Éstas células captan la imagen y, a través del nervio óptico, la envían a la parte posterior del cerebro donde se interpreta. Si comparamos el ojo con una cámara fotográfica, la retina sería el carrete. 
El desprendimiento de retina se produce cuando todas las capas de la retina se separan de la coroides
 
Operaciones del desprendimiento de retina
En la gran mayoría de los casos el tratamiento del desprendimiento de retina es quirúrgico. Existen dos técnicas fundamentales: en la primera actuamos desde fuera del globo ocular empujando la pared del ojo (la esclera), es lo que se conoce como cirugía extraesceral (= por fuera de la esclera) . En la segunda se actúa directamente en el interior del globo ocular, es lo que se conoce como cirugía intraocular (= dentro del ojo).
 
Operaciones para quitarse las gafas
La introducción de los láseres en la Oftalmología ha supuesto una verdadera revolución y un nuevo concepto quirúrgico: una cirugía de precisión en la que se consiguen resultados espectaculares y gratificantes para el paciente ya que evita la hospitalizaciones, anestesias generales, cicatrices y el uso de instrumental quirúrgico.
 
Defectos visuales
Miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.
 
La obstrucción del lagrimal
Las obstrucciones del sistema lagrimal son un problema relativamente frecuente. Suelen manifestarse al comienzo como un acumulo de lágrima que empeora en situaciones de frío y/o viento y que conforme aumenta puede dificultar la lectura e incluso rebosar y caer a la mejilla ( epífora ). Sin embargo, alteraciones en la calidad de la lágrima o del parpadeo también pueden presentarse como sensación de ojo húmedo e incluso lagrimeo.
 
Las operaciones en el glaucoma
Existen muchas técnicas de cirugía posibles para el tratamiento del glaucoma. Cada una de ellas tiene distintas indicaciones y también distintas complicaciones.
 
La palmera en el ojo
El pterigion, también conocido como “carnosidad”, es un crecimiento excesivo de tejido fibrovascular (de aspecto carnoso) desde la conjuntiva del ojo sobre la superficie corneal, donde alcanza una extensión variable. Suele adoptar una disposición triangular.
 
Confusión en la visión de los colores
En una persona no daltónica la combinación de estos tres colores le permite discernir una muy amplia gama de tonalidades intermedias, pero cuando uno de estos tres tipos de conos falta o funciona defectuosamente aparece el trastorno denominado daltonismo o ceguera al color.
 
¿Qué es la viterctomía?
La palabra vitrectomía se refiere a la ablación de la sustancia vítrea del ojo. El vítreo es una estructura gelatinosa organizada que rellena la cavidad ocular y que por su consistencia y adherencia a la retina no puede ser extraída mediante una simple aspiración.
 
Tumores de la retina
Los tumores de la retina, según su localización y sus características de benignidad o malignidad.
 
Retinosis pigmentaria
La retinosis pigmentaria es un conjunto de enfermedades hereditarias de tipo degenerativo que afecta a la retina y se caracteriza por la reducción progresiva del campo visual, ceguera nocturna y pérdida progresiva de la agudeza visual. Es la 5ª enfermedad hereditaria más frecuente y la cuarta causa productora de ceguera.
 
El ojo seco
Se denomina Ojo Seco al conjunto de manifestaciones clínicas derivadas de la alteración de la película lagrimal. La prevalencia de este transtorno en la población general es bastante alto, estimándose que lo padece entre el 11 y el 22% de la misma, aumentando su frecuencia en personas mayores de 55 años y en la población femenina.
 
La cirugía de cataratas
La cirugía de cataratas está indicada fundamentalmente cuando hay dificultades para la realización de las actividades cotidianas o si el paciente desea mantener una profesión que requiera buena visión. Es decir, una catarata se debe operar cuando produce una disminución visual tal que interfiere en la calidad de vida de quien la tiene.
 
Afectación ocular en el hipertiroidismo
Múltiples enfermedades tiroideas pueden tener repercusiones a nivel oftalmológico. Las que más frecuentemente las producen son las patologías que provocan un aumento exagerado de las funciones del tiroides (hipertiroidismos) entre las que destaca la Enfermedad de Graves-Basedow, hipertiroidismo que más a menudo se relaciona con alteraciones oculares.
 
El ojo vago

¿Que es el “ojo vago”?
Es la disminución de la visión corregida de uno o de los dos ojos, que no mejora con gafas, y en la que no se encuentran otros problemas que la puedan producir. Es decir, que una vez que se corrigen las causas que pudieron haber producido el ojo vago, y estando el ojo normal, igualmente la visión no llega a ser la adecuada para la edad.
 
Las bolsas en los ojos
Conforme pasan los años, la piel del párpado pierde elasticidad se debilitan los músculos y se acumula grasa alrededor de los ojos, formando "bolsas" en el párpado superior e inferior. Estas bolsas restan vitalidad y juventud a nuestra mirada y, en algunos casos, pueden interferir con la visión.
 
Párpado inferior hacia adentro
El entropion se trata de una patología en la que el margen palpebral queda invertido hacia dentro, rozando la piel y las pestañas con la córnea. Se produce una irritación intensa.
 
Párpado inferior descolgado
El ectropion es una patología en la que el borde palpebral se evierte y se aleja del globo ocular. Produce irritación con enrojecimiento y lagrimeo. Al evertir el párpado queda expuesto al aire el globo ocular y la conjuntiva (mucosa que lo envuelve) y los tejidos se irritan al desecarse.
 
La diabetes y el ojo
La diabetes mellitus es una enfermedad en la que hay una falta de insulina o ésta no funciona adecuadamente. La alteración de la insulina provoca que la glucosa que circula por nuestro organismo no pueda ser aprovechada, quedando en exceso en la sangre. Este trastorno afecta a distintos órganos, entre ellos el ojo.
 
La vista cansada y su tratamiento 
La presbicia o vista cansada es la dificultada de realizar trabajos que requieren la visión de cerca, como leer o escribir. Uno de los signos típicos cuando empieza a manifestarse es la necesidad de alejar un texto para poder leerlo.La presbicia aparece debido a una disminución progresiva de la capacidad de acomodación que tiene el ojo para poder enfocar en la retina los objetos cercanos.
 
Uveítis y artritis idiopática juvenil
Una uveítis es una inflamación de la úvea, capa intermedia del ojo. Las uveitis pueden ser anteriores (iris), intermedias (cuerpo ciliar) y posteriores (coroides, vítreo). También es posible una panuveitis (toda la úvea). En la Artritis Idiomática Juvenil (AIJ) es mucho más frecuente la afectación de la úvea anterior (uveitis anterior o iridociclitis)
 
Anatomía del ojo
Para poder comprender las distintas enfermedades del campo de la oftalmología es imprescindible primero tener, al menos, un conocimiento ligero de la anatomía y funcionamiento de las distintas estructuras que conforman el ojo . Algunas estructuras externas de los ojos se pueden ver con facilidad, de manera que podemos empezar a reconocerlas simplemente con mirarnos a los ojos frente a un espejo.
 
La anestesia en oftalmologia
Actualmente la mayoría de las intervenciones oftalmológicas se realizan bajo anestesia locoregional o tópica (sólo se anestesia la órbita y el ojo) y sólo en casos muy específicos se procede a realizar una anestesia general, generalmente cuando no puede colaborar el paciente; como en los siguientes:
 
Albinismo
El albinismo está causado por un defecto parcial o total en la producción de melanina que puede afectar a la piel, cabello o a los ojos. Es una alteración congénita producida por la mutación de un gen, y es una condición presente desde el nacimiento. La melanina es un pigmento que se encuentra en algunas células del organismo: melanocitos (piel y cabello) y en el epitelio pigmentario de la retina (fondo de ojo)
 
Queratitis por amebas
Acanthamoeba sp es una ameba (protozoo) de vida libre que se encuentra en la tierra, aire y medios acuáticos. Es un patógeno oportunista al que excepto en el caso de queratitis, las defensas de un individuo sano son suficientes para prevenir su infección. Tiene dos formas de vida: la infectante (trofozoito) y la latente (quiste). La forma quística es muy resistente a los tratamientos (amebicidas), a las altas temperaturas y a los agentes desinfectantes, por lo cual puede permanecer la ameba latente durante mucho tiempo en esta forma quística, activándose cuando encuentre una fuente de alimentación apropiada, como pueden ser las bacterias.
 
El retinoblastoma
El Retinoblastoma (Rb) es la neoplasia maligna intraocular primaria más frecuente en la infancia. Supone entre un 1-3% de todos los tumores pediátricos. Es un tumor retiniano propio de la infancia .Tiene una Incidencia (casos nuevos) entre un 1/15000-1/17000 de recién nacidos vivos. El 60% de los Retinoblastomas son esporádicos , el 40% hereditarios (15% unilaterales y 25% bilaterales).La edad media al diagnóstico es más temprana en los bilaterales son los 12 meses y 23 meses en los unilaterales.
 
Retinopatía Hipertensiva
La retina es la capa de fibras nerviosas del ojo encargada de enviar las imágenes procedentes del infinito al cerebro. Existen numerosas enfermedades que afectan a la retina, entre ellas la hipertensión arterial, la diabetes mellitus o la arteriosclerosis. Una alteración en esta capa produce una disminución de la agudeza visual.
 
Traumatismos oculares (I)
Nos centramos en tres mecanismos de producción de un traumatismo ocular:
1-Los accidentes deportivos ; como tenis, paddle, frontón y pinball entre otros.
2-Los accidentes de tráfico , con repercusión del ojo y órbita.
3-Los accidentes domésticos.
 
La campimetría
En no pocas ocasiones el miedo a lo desconocido causa un gran nerviosismo, hecho que se acentúa si hablamos de nuestra salud y de pruebas médicas a las que nos vamos a someter. Con esta sencilla información pretendemos resolver las dudas más habituales que se pueden plantear los pacientes a los que se les va a realizar una prueba tan habitual, básica e inocua en las consultas de oftalmología como es la Campimetría.
 
Electrofisiología ocular
La valoración de la visión incluye estudios como la agudeza visual, campimetría, pruebas de contraste, test de colores y pruebas electrofisiológicas. Las pruebas electrofisiológicas se basan en las reacciones químicas que se producen al excitar las células visuales retinianas. Estas reacciones químicas desencadenan fenómenos eléctricos que propagan los influjos sensoriales a lo largo de las vías ópticas hasta la corteza occipital
 
La exploración del fondo de ojo
La exploración del fondo de ojo consiste en la visualización a través de la pupila y de los medios transparentes del globo ocular (córnea, humor acuoso, cristalino y humor vítreo) de la retina y del disco óptico.
 
La retina
La retina es una membrana fina y transparente que forma la capa más interna del globo ocular. Es una estructura nerviosa que capta las imágenes en forma de estímulos luminosos y los transforma en impulsos nerviosos que son enviados al cerebro. La retina podríamos compararla con la película de una cámara fotográfica, pues es la estructura que se impresiona por la luz.
 
Neuropatías ópticas
El nervio óptico se encarga de transmitir la información visual al cerebro. Los médicos oftalmólogos nos encargamos fundamentalmente de la cabeza del nervio óptico, llamado disco óptico o papila; es el comienzo del camino de la información hacia el cerebro. De las porciones intracraneales (nervio óptico) siguientes se suele dedicar el campo de la neurología.
 
Tumores palpebrales
Los tumores de los párpados son muy comunes y aparecen como irregularidades o bultos; normalmente son benignos, pero en ocasiones pueden ser malignos, y es por eso que conviene hacer un seguimiento de estas lesiones por su médico oftalmólogo.
 
El TAC y la Resonancia 
LA TOMOGRAFÍA AXIAL COMPUTERIZADA (TAC) La TAC utiliza un haz de rayos X de energía constante que, al atravesar un tejido, pierde parte de esa energía al ser absorbida por el tejido. De esta manera , la radiación llega atenuada a los detectores (coeficiente de atenuación). Cuanto mayor sea esa atenuación, más blanca será la imagen (hueso) y cuanto menor sea ese valor más oscura (aire). Puesto que el ojo humano es incapaz de percibir más de 20 tonos de grises distintos, los valores de atenuación se dividen en 16 tonos. 

 
El trasplante de córnea
La cornea es un tejido transparente compuesto por diferentes tipos de células perfectamente organizados para permitir su transparencia. Es una de las lentes del ojo junto al cristalino pero a diferencia de éste está más superficial y por ello más expuesto a múltiples lesiones.
 
La hemorragia subconjuntival
La hemorragia subconjuntival o hiposfagma es una situación que vemos con bastante frecuencia en la consulta de urgencias de los servicios de oftalmología, y que crea un elevado grado de angustia en las personas afectadas y en sus familiares. La preocupación aumenta si esta hemorragia es de un tamaño considerable, se produce con una frecuencia elevada y en ambos ojos.
 
¿Qué es la Angiografía?
La AGF es una prueba complementaria utilizada por los oftalmólogos desde 1960. Proporciona información sobre la anatomía, fisiología y patología retiniana (también de la coroides).
 
Cuerpos extraños superficiales
La sensación de cuerpo extraño o dolor manifiesto es probablemente la molestia más frecuente en las urgencias de oftalmología. Si se acompaña de un antecedente traumático o sensación de “algo que ha entrado en el ojo”, podemos estar delante de un cuerpo extraño(CE).
 
Blefaritis
La blefaritis es un trastorno ocular caracterizado por la inflamación del borde de los párpados como consecuencia de múltiples factores. Por su frecuencia se considera, junto al ojo seco, uno de los motivos más habituales de consulta al oftalmólogo, tratándose en ocasiones de un problema crónico que requiere tratamiento a largo plazo.
 
Oclusión arterial retiniana
La oclusión arterial retiniana es una enfermedad de la retina producida por un fallo en su riego sanguíneo que provoca una pérdida importante de visión sin dolor, habitualmente en un solo ojo.
 
Párpado caído
El descenso anormal de uno o los dos párpados superiores, lo que comúnmente llamamos “párpado caído” se conoce en oftalmología con el nombre de ptosis palpebral. Las causas de este proceso son múltiples y varían en función de la edad del paciente.
 
Leucocoria
Leucocoria es una palabra que procede del griego ( Leuko: Blanco y Coria: Pupila) y hace referencia al hecho de tener una pupila de aspecto blanco en lugar del habitual color
 
 

Lentes Progresivas, guía de adaptación!

Las lentes progresivas son una buena solución para aquellas personas que no quieren utilizar lentes bifocales por una cuestión estética (no les gusta la línea divisoria en la lente que marca las graduaciones distintas). Las lentes progresivas también permiten varias graduaciones en una única lente, pero con una transición entre lentes mucho más gradual. Las diferencias entre las lentes bifocales y las lentes progresivas son las siguentes:

Las lentes progresivas tienen los mismos beneficios que las bifocales pero sin esa línea que resulta tan tediosa. La transición de la graduación del cristal es suave, lo que facilita el uso a quién las utiliza. El cristal se divide, sin rasgos visibles, en tres partes. La parte superior, sirve para ver de lejos; la inferior sirve para ver de cerca y la parte media, permite mirar a una distancia intermedia (por ejemplo, a la pantalla del ordenador).

Las lentes progresivas tienen un periodo de adaptación más rápido que las lentes bifocales, ya que las líneas divisorias entre lentes no están marcadas. Acostumbrarse a ellas es más sencillo y hay algunos ejercicios que ayudan a esta adaptación. El ejercicio más habitual es apuntar con la nariz al objeto que se quiere ver. De manera automática los ojos se alinean para mirar correctamente, sin borrones. En general, el período de adaptación a las lentes progresivas es de unos 7 días.

Las lentes progresivas le dan a uno la comodidad de utilizar unas únicasgafas graduadas que abarquen todas las distancias. La visión con lentes progresivas tiene la ventaja de no tener los altos contrastes de imagen (que sí se dan con las lentes bifocales, cuando se pasa de una lente a otra).

Las lentes progresivas presentan las siguientes dificultades:
Las lentes progresivas suelen provocar dificultades en el período de adaptación para aquellas personas propensas al mareo o con problemas de equilibrio.

Con las lentes progresivas, las personas que suelen mover los ojos en el momento de fijar la mirada (en lugar de mover la cabeza), notarán que deben hacer un gran esfuerzo para tener un movimiento coordinado de ojos y cabeza cuando quieren mirar hacia los lados. Sin embargo los que suelen mover más la cabeza que los ojos, no advertirán el efecto y se acostumbrarán más rápido.

Exáctamente ¿qué son las lentes progresivas?.
Son lentes oftálmicas utilizadas para compensar un campo visual de lejos, otro de cerca y una serie de distancias intermedias. Son, en principio, la solución que restaura una situación más similar a lo que es el sistema visual antes de la presbicia.

 ¿Qué ventajas reportan estas lentes?
Una única gafa para todas las distáncias
No hay "saltos" de imagen
Más estéticas que bifocales puesto que son completamente lisas
Visión "natural"
 La Adaptación

Al igual que en bifocales o trifocales, el uso de lentes progresivas requiere de un período de "adaptación". Este período consiste en mecanizar los movimientos oculares y de la cabeza para que los ojos siempre "apunten" por el lugar de máxima visión.

Las experiencias que se tienen cuando una persona se adapta por primera vez a un progresivo son esencialmente diferentes a las que se experimentan con un bifocal:

En el bifocal hay que aprender a superar el salto de imagen,lo que supone una discontinuidad en el efecto prismático vertical,mientras que horizontalmente no hay diferencias aparentes con la anterior corrección.

El nuevo usuario de progresivos no experimenta diferencias notables en sentido vertical,ya que no hay saltos de imagen, sino fundamentalmente en el horizontal, que es donde se encuentran las aberraciones marginales.

En concreto, las experiencias que puede llegar a tener son:
Tendrá que aprender a "apuntar". Dado que cada punto del pasillo tiene una potencia diferente, adecuada para mirar a una distancia concreta, habrá de construir (inconscientemente) un mapa de la localización de los puntos por donde hay que mirar a una distancia determinada. Llegado un momento,esto será tan natural y automático como andar o respirar

Puesto que el pasillo está diseñado para coincidir con la postura natural de los ojos para cada distancia, aprender a apuntar no supone ninguna dificultad. Lo único que hay que hacer es acostumbrarse a mirar de frente a las cosas cuando utilicemos esta zona.

Los usuarios acostumbrados a mover los ojos, pero no la cabeza, para localizar objetos desplazados lateralmente, notarán que han de hacer un esfuerzo de aprendizaje para combinar los movimientos de ojos y cabeza, sobre todo mirando a distancias intermedias. Este es el caso de muchos miopes.

Los usuarios acostumbrados a mover más la cabeza que los ojos notarán mucho menos este efecto.

 Tipos de Progresivos ¿Por qué hay tantos precios y tan variados?
Durante los últimos años, los principales fabricantes han continuado investigando con el objetivo de perfeccionar sus diseños progresivos. Los últimos desarrollos se han concentrado en conseguir la máxima calidad y estabilidad visual en todas las direcciones.

Un buen ejemplo de la última generación de diseños progresivos son las nuevas generaciones FREE FORM, cuyo resultado ha sido la consecución de una visión más amplia, más estable y con mayor control de estabilidad visual. No importa su error refractivo, puede estar seguro que estos diseños le permitirán una fácil e inmediata adaptación como ningún otro progresivo lo había hecho antes.

Existe una amplia gama de diseños fruto de años de investigaciones. Por eso unos progresivos son más caros que otros. Porque no es lo mismo llevar un diseño de hace 15 años que el último diseño de este año. Entonces ¿son malos los progresivos baratos? NO, simplemente son diseños más viejos, que aunque siguen funcionando bién, ya están completamente superados. Luego están los extras que van encareciendoel precio final: endurecido, antirreflejante, antiestático, hidrófugo, fotocromático, etc...

Un ejemplo: Imaginen que van a un concesionario y les ofrecen dos modelos de coche: uno gama baja, motor 1.1 gasolina sin aire acondicionado y sin dirección asistida. El otro 2.0 TDI con climatizador, dirección asistida y todos los extras. ¿entenderían que uno valga mucho más que el otro?¿verdad? Sin embargo los dos CUMPLEN LA MISMA FUNCION, aunque indudablemente no con el mismo confort. Más o menos ésa es la diferencia entre unos progresivos "de oferta" y unos de alta gama.

Actualmente se suelen comercializar 5 tipos de lentes progresivas:
Free Form Personalizados: Las lente progresivas más avanzadas y personalizadas.
Diseños avanzados con retallado FREE FORM : una nueva generación de lentes progresivas que garantiza la máxima estabilidad y la visión más amplia y cómoda.
Diseños avanzados Standard: diseños suaves "clásicos" que confieren una adaptación fácil y un rápido procesamiento de la información visual.

Diseños especiales "cortos": Lentes progresivas especiales para monturas pequeñas, diseñadas para aquellos usuarios que se preocupan especialmente por la moda.

Diseños básicos: progresivos standard. Para usuários sensibles al precio


La adaptación suele durar una semana, excepcionalmente algo más, pero de todas formas si el tiempo de adaptación es largo pero existe una evolución positiva en la tolerancia de los "progresivos", el éxito culminará el proceso de aceptación.
Las personas con problemas de equilibrio o propensión al mareo, pueden presentar más dificultades en el proceso adaptativo.
Algunas profesiones o actividades puede obligar a la adopción de posturas forzadas, dificultando el uso de gafas progresivas. El mismo riesgo de accidente, en algunos trabajos, puede hacer poco aconsejable su uso durante la etapa inicial de adaptación.
El perfil psicológico del usuario, el estar más o menos motivado o la mala experiencia de algún familiar, amigo o conocido frente a las lentes progresivas, puede alargar el curso normal de una adaptación sin otros problemas que los previsibles y superables.
Otro factor que puede "alargar" el proceso adaptativo, hace referencia al paso de lentes "bifocales" o "trifocales" a "progresivas", en el sentido de que el usuario está acostumbrado a unos movimientos excesivamente bruscos y ha de reaprender a mover los ojos "deslizándolos" suavemente sobre la superficie óptica progresiva

RECHAZO DE LOS PROGRESIVOS
Entre los factores condicionantes de la no aceptación de las lentes progresivas están los "estrabismos manifiestos" (desviaciones evidentes de los ojos) y los "latentes" (desviaciones esporádicas de los ojos), las "hiperforias" (tendencia a desplazarse verticalmente un ojo respecto al otro), los problemas de "insuficiencia de convergencia" (los ojos tienen tendencia a diverger cuando miran de cerca, por lo que el esfuerzo de centrado es mayor del normal), el llamado "nistagmo" (movimiento regular y repetitivo de los ojos, como un "temblequeo"), las diferencias importantes de graduación entre un ojo y otro (anisometropías), los "astigmatismos" elevados (sobre todo si su orientación, en cada ojo, dificulta la visión simultánea de ambos) y finalmente aquellos casos de visión "monocular" (con un sólo ojo) que no converjan al mirar de cerca.

En usuarios de gafas que no presenten ningún problema de los expuestos, excepcionalmente pueden darse casos de rechazo asociado a aspectos que escaparían de los estrictamente visuales, tanto de origen orgánico, funcional (de "funcionamiento visual") como psicológico.

CONCLUSIONES FINALES
Si el usuario de gafas está interesado en disfrutar de las ventajas de los progresivos y no existe ninguna contraindicación específica, no debe preocuparse si le va a costar aceptarlos.

Es normal que los primeros días en usar las gafas progresivas, se impaciente al mirar y no ver con nitidez de forma inmediata o que, al mover la cabeza, se mueva todo su entorno. Hay que tener sólo un poco de paciencia y confiar en su óptico optometrista de confianza, en una semana de uso la dificultad se habrá superado.
Y si la duda aparece, el usuario "présbita" (con "vista cansada") puede ponerse sus anteriores gafas e intentar leer, mirar a media distancia y de lejos, para comprobar (tal como le han explicado) que no puede ver bien a todas las distancias y que, en cambio, con la ayuda de las nuevas gafas progresivas -aunque incialmente deba "buscar" la postura y posición adecuadas- no tiene ningún problema.

Pasos a seguir:
Ponerse las gafas y atender las explicaciones de su óptico-optometrista
PACIENCIA durante tres o cuatro dias (los primeros cuestan mas).
PRACTICAR el cambio de visión Lejos-Cerca (por ejemplo: sentados en el sofá delante de la televisión con la espalda erguida y una revista en las manos, alternar la visión del televisor con la lectura.
CUIDADO al mirar al suelo o bajar escaleras. hay que bajar la cabeza y mirar por arriba.
INTENTAR no mirar de "reojo". Hay que conjugar los movimientos de cabeza con los oculares.
Más paciencia
Y si pasa UNA SEMANA y no hay signos de mejoría ACUDIR a la óptica y comentar el problema. Un ajuste de la altura de las gafas de un milímetro puede suponer un cambio muy grande en el confort del usuário. NUNCA deje las gafas en el cajón y deje pasar el tiempo, pues cada vez le costará más empezar.
 
 

Síndrome Visual del Computador

Cada dia es mas imprescindible y necesario el uso de una computadora u ordenador en el diario vivir. No solamente depende gran cantidad de trabajos y profesiones sino que, en los hogares modernos se poseen 1 ó varios de esos aparatos. Las escuelas y universidades envían por medio de internet, trabajos y evaluaciones. Se investiga ya no en las bibliotecas sino que a través de internet.
Así como cada día se hace mas indispensable, también cada día se está viendo en la práctica oftalmológica a pacientes que se quejan de fatiga visual (Astenopia) y problemas de mala posición corporal con el uso prolongado de la computadora.
Se relaciona cada vez con mas frecuencia ciertos trastornos de enfoque (Acomodación) y de problemas binoculares (Heteroforias y problemas de convergencia) Véase en la sección de “Problemas de lecto - escritura".

Los niños están ocupando los ordenadores desde temprano en la vida y cada vez hay mas facilidades para accesar a uno de esos aparatos. Solo en Estados Unidos hay mas de 54 millones de niños en edad escolar que usan una computadora cada día. De esos estudiantes el 25 al 30% necesitan lentes graduados para trabajar cómodamente y con seguridad.

Por otro lado, el 75% de los empleados que trabajan en oficinas tienen un monitor en su escritorio y el 90% de los usuarios de estos monitores sufren de fatiga ocular.
Sentarse frente al monitor por horas diariamente producen un stress grande al sistema visual de las personas y se cree cada vez con mas certeza, que también aumenta la posibilidad de crear miopía y aumentar la ya existente.

No podemos prohibir el uso de las computadoras a los estudiantes y en los trabajos, pero si podemos dar algunos consejos prácticos para fatigarnos menos y rendir mas y mejor.
Con respecto a los adultos el uso de los ordenadores se complica un poco en muchos casos ya que, un trabajador ocupa un espacio de trabajo ya construido y en la mayoría de los casos esos puestos de trabajo no están de acuerdo con las necesidades del trabajador.

SINTOMAS

OCULARES 

CANSANCIO OCULAR O ASTENOPIA
CEFALEA ODOLOR DE CABEZA.
DOLOR OCULAR.
OJOS ROJOS.
LAGRIMEO.
VISION BORROSA OASIONAL.
DIPLOPIA O VISION DOBLE PASAJERA.

NO OCULARES

Existen numerosos síntomas no oculares que se relacionan a la mala

posición de nuestro cuerpo durante el trabajo con los ordenadores. Podemos tener molestias en cuello, hombro, brazos, columna vertebral, piernas, etc.

 


 
CONSEJOS PARA USO DE COMPUTADORAS EN NIÑOS:
Antes de iniciar clases cada año, todo niño debe ser examinado por el oftalmólogo pediatra con entrenamiento y conocimiento del tema para evaluar el estado tanto acomodativo como de visión binocular.
Todas aquellas personas que tengan contacto académico con el paciente, padres, maestros, sicólogos escolares, etc., deben estar atentos por cualquier disminución en el rendimiento en los estudios, dolores de cabeza relacionados con los estudios y uso de monitores, ardor y enrojecimiento de los ojos...
Recordemos que estamos tratando con niños, esto quiere decir que el lugar donde se tiene la computadora no debe estar adaptado para un adulto.
La posición del monitor debe siempre estar a 20 - 25 grados abajo de la línea visual y a medio metro de la cara del niño.

Presentamos algunas gráficas que pueden ilustrarnos sobre los cuidados que debemos tener en nuestros puestos de trabajo y estudio mientras trabajamos frente a un computador.




 
 

Sindrome del ordenador

En esta ocasión vamos a detenernos en un caso muy concreto de fatiga visual: el que llaman “síndrome del ordenador” o de forma más amplia, “síndrome de las pantallas de visualización“, que es el que ocurre por el trabajo continuado delante de una pantalla televisión o de ordenador. Pongo estas denominaciones entre comillas porque realmente no es un síndrome como tal. Aunque se habla de ello en muchas páginas de internet, y es un término que se usa en las revistas normales e incluso alguna especialidad médica más general (medicina laboral o de atención primaria), realmente los oftalmólogos apenas usamos esa denominación. La fatiga visual no es una enfermedad, es un síntoma. Y la fatiga visual delante de una pantalla es también un síntoma, que puede deberse a diferentes causas.
Respecto a los síntomas oculares (cansancio, ojos rojos, lagrimeo, visión borrosa, etc) producido por las pantallas, ¿en qué se diferencia la fatiga del ordenador?. En nada. 

Signos y síntomas

- Síntomas subjetivos en la zona de los ojos: pesadez en párpados y ojos, ganas de parpadear y de tener los ojos cerrados, quemazón, a veces pinchazos.
- Alteraciones de la visión: pérdida de nitidez (a veces fluctuante), visión borrosa, o de “nube”. En raras ocasiones se notan cambios extraños a la hora de percibir la intensidad de los colores.
- Signos objetivos: enrojecimiento de los ojos, leve aumento de tamaño de los párpados, lagrimeo.
Todo esto se suele presentar de forma bilateral, pero tampoco es excepcional que sea tan asimétrico que el sujeto lo refiera en un sólo ojo.

Causas

Defecto de graduación

Aparte de la vista cansada, que es esperable en cualquier persona a partir de los 40-45 años, existe un grupo de personas que no van a atribuir sus síntomas delante del ordenador a un problema de dioptrías.
Hay bastante gente joven con buena visión espontánea, que no necesitan gafas y que tienen agudezas visuales del 100% (o muy próximas). Incluso es habitual que nunca hayan visitado al oftalmólogo o al optometrista, por lo que no van a sospechar que la causa de estos síntomas está en su ojo, y le echará la culpa a otros factores (la calidad de la pantalla, por ejemplo).
El ojo perfecto no existe, no hay ninguno con un cero absoluto de dioptrías o de otras aberraciones visuales. Los pequeños astigmatismos son bastante frecuentes, y hasta media dioptría se considera incluso normal. El astigmatismo es algo complejo, porque además de las dioptrías tienen un eje y varios subtipos; pero baste decir que en circunstancias óptimas, un astígmata de poca graduación no necesita gafas para ver el 100%. Con los hipermétropes pasa algo parecido: si la graduación no es alta se alcanza buena visión (de hecho, los hipermétropes soportan más graduación sin corregir). Pero coseguimos esta buena visión a costa de un sobreesfuerzo a la hora de enfocar la imagen. Las diferencias de graduación de un ojo y el otro (aunque sean por miopía) también implican un sobreesfuerzo.
La principal actividad que hacemos delante del ordenador es leer. Depende de la resolución de la pantalla, las letras son más pequeñas o más grandes. Obviamente, cuanto más pequeñas sean las letras, más nitidez estamos requiriendo a nuestros ojos, y si tienen un pequeño defecto de graduación, más sobreesforzamos el mecanismo de enfoque. La tendencia generalizada es poner la máxima resolución posible que nos permita el monitor, y eso implica que la letra sea más pequeña. Algunos sistemas operativos, como GNU/Linux, tienen esto en cuenta y no reducen el tamaño de la letra de forma linealmente inversa a la resolución, de forma que las maquetaciones de páginas las fotografías aprovechan la resolución de la pantalla, pero la tipografía de las letras se mantiene más estable para que no suponga una dificultad de lectura con grandes resoluciones (por ejemplo, a partir de los 1200×1024 puntos). Incluso hay opciones explícitas para que la tipografía no baje de un tamaño mínimo, tanto en el sistema operativo como en el navegador. Por desgracia, los sistemas operativos de Microsoft no tienen en cuenta esto, y Windows reduce mucho el tamaño de letra al aumentar la resolución. Lo que significa más esfuerzo para leer y a veces acercarse más a la pantalla (que como veremos ahora mismo, tampoco es positivo).
Hay otro detalle a tener en cuenta: el mecanismo enfoque tiene que estar trabajando activamente en la visión de cerca. La pantalla de ordenador se sitúa cerca de los ojos, con lo que ya tenemos un esfuerzo de base. A esto hay que añadir el sobreesfuerzo de una pequeña graduación no corregida. Por eso, el gesto inconsciente que tenemos de acercarnos al monitor cuando la letra es muy pequeña, a veces es contraproducente, porque cuanto más cerca enfocamos, más se esfuerza el ojo.

Condiciones de iluminación

Los monitores modernos no ofrecen la misma intensidad que las televisiones. Y por otra parte se suele respetar las condiciones adecuadas de iluminación para no estar en penumbre delante del ordenador (por lo menos en el medio laboral). A pesar de eso, tenemos varios factores en contra:

- El número de horas que nos pasamos delante del ordenador es muy alto. Delante de una televisión no se suele estar más de 2-4 horas seguidas, pero con el ordenador se pueden estar 8-10 horas tranquilamente. Tanto en el trabajo como en casa, es un instrumento cada vez más presente en nuestras vidas.

- Distancia: la televisión suele situarse entre 2 y 3 metros de distancia, y si es una pantalla grande, más. Sin embargo, el monitor del ordenador suele estar a 50-60 centímetros. Al estar la pantalla más cerca, la radiación luminosa afecta más al ojo. El que sea un monitor mayor (por ejemplo, uno de 19 pulgadas en vez de uno de 15) no es que ayude mucho en este sentido, porque eso implica más área de iluminación directa sobre el ojo. Si pusiéramos en el monitor de 19 pulgadas la misma resolución que teníamos en el de 15 pulgadas, la letra sería más grande y podríamos alejar la pantalla, lo que nos favorecería tanto por el tema de la acomodación (enfoque de cerca) como por alejar la fuente de luz. Pero no solemos hacer eso, sino que subimos la resolución de forma que la letra no la vemos más grande, por lo que el monitor grande lo solemos poner a la misma distancia que el pequeño.
Mirar a una fuente de luz directa con el entorno menos iluminado conducía a una mala adaptación de nuestro ojo a las condiciones de luminosidad. Pero además de este factor, que se soluciona aumentando la luz ambiental, hay otros fenómenos más sutiles que tienen que ver con mantener durante mucho tiempo la fijación visual en una fuente de luz.
Me explico: nuestro sistema visual está diseñado para ver mediante luz indirecta. De forma natural, la luz solar ilumina nuestro entorno, y nosotros recibimos esta luz reflejada en los objetos. Las fuentes de luz artificiales están pensadas de la misma manera, la idea es iluminar el entorno y que recibamos la luz reflejada. Mirar directamente una fuente de luz causa en general un disconfort en nuestros ojos. En casos extremos, como mirar directamente al sol, o a un foco potente, sólo aguantamos unos segundos y la sensación es hasta dolorosa (no hagáis el experimento).
Si la fuente de luz es tenue, como una vela, no resulta tan molesto, y aunque la visión es menos nítida, nos suele pasar desapercibido. Incluso la sensación que producen estas alteraciones de inestabilidad de enfoque, y la dificultad que tiene el ojo para dar imangen con nitidez, puede ser hipnotizante. Es como cuando miramos fijamente una hoguera: puede ser hasta relajante. Pero al mirar al fuego no necesitamos nitidez de imagen, no tenemos que leer letras pequeñas en la hoguera. Así que nos podemos dejar “arrobar” por la luz directa.
En el monitor la situación es diferente. A pesar de las mejoras en cuanto a pantallas de baja radiación, sigue siendo una fuente de luz directa hacia el ojo, a la que nos sometemos durante muchas horas. Y le pedimos al ojo que obtenga un grado de nitidez que nos permita ver letras pequeñas. Esta circunsancia en sí misma raramente produce síntomas de fatiga visual, pero al unirse con otros factores (un defecto de graduación no corregido o un ojo seco, por ejemplo) terminan por producir los síntomas de cansancio visual.
Esto es algo en lo que siempre tendrá ventajas el papel impreso sobre la pantalla. En una hoja de papel, la distancia de lectura es igual o menor que para el monitor, así que el esfuerzo para enfocar sobre papel es igual o mayor que para enfocar la pantalla. Y la letra impresa puede ser tan pequeña como la del monitor. Pero la hoja de papel tiene una gran ventaja: no es una fuente de luz directa. En este sentido, siempre será más “relajante” leer sobre papel que leer un monitor. Es curioso darse cuenta que, en personas con la edad cercana a la vista cansada, este detalle lo tienen bien aprendido, y cuando tienen un texto largo que leer en el ordenador, prefieren imprimirselo. De alguna manera, a pesar de que aumenten el tamaño de la letra y se ajusten la distancia al monitor, saben que no es lo mismo.

Ojo seco

- Todas las causas tradicionales del ojo seco (asociado a la edad, a factores hormonales, etc) deberán tenerse en cuenta.
- Quiero destacar uno que es muy prevalente en personas jóvenes: la blefaritis (inflamaciòn del borde palpebral)
- Muy importante en este caso destacar lo que se ha venido a llamar ojo seco funcional, en el que más que alteraciones estructurales del ojo, es un problema en la dinámica ocular delante de la pantalla. Se debe a dos circunstancias: la disminución del parpadeo y la apertura de los párpados.
Disminución del parpadeo: Es una reacción inconsciente; cuando estamos fijando la vista, parpadeamos menos. Si en circunstancias normales parpadeamos 12-18 veces por minuto, al prestar atención a un objeto cercano parpadeamos menos, en torno a 4-6 veces por minuto. Y la lectura, los videojuegos, etc, requieren mucha atención. A veces, decimos a los pacientes que cuando estén trabajando, se “acuerden” de parpadear. O sea, que se fijen voluntariamente en realizar este movimiento.
Apertura de los párpados: Este es un aspecto en el que me voy a detener un poco. Es una causa de bastante específica del uso de pantallas de visualización, algo que no aparece, por ejemplo, con la lectura de un libro (en donde sí se presenta la disminución de parpadeo, por ejemplo). La lágrima se reparte en forma de capa sobre la superficie ocular. La superficie ocular expuesta al aire está sometida al proceso de evaporación, y cuanta más evaporación haya, más posibilidades hay de ojo seco. Ya hemos hablado de diversos factores que aceleran la evaporación (alteración en la composición de la lágrima, como en las blefaritis, o factores externos como el viento o el calor). Hay otro detalles, que es la superficie ocular expuesta al aire: cuanto más abiertos tengamos los ojos, más se evapora la lágrima.
Pongamos un símil: si tenemos cierta cantidad de agua en un cubo de agua, tarda días o semanas en evaporarse. Si usamos esta misma cantidad de agua para fregar el suelo,tarda en evaporarse unas horas como mucho. En el ojo pasa lo mismo: si suponemos la producción de lágrima más o menos constante, cuando más abiertos tenemos los párpados, la misma lágrima se tendrá que repartir por más superficie. Cuando estamos leyendo sobre papel, éste lo sostenemos sobre nuestras manos o sobre una mesa, de forma que tenemos que mirar hacia abajo para leer. El párpado superior acompaña al ojo cuando éste mira hacia abajo, por lo que en esta posición la superficie ocular expuesta es poca. Algo favorable en la lectura, que ya de por sí parpadeamos poco.
La pantalla de ordenador está enfrente nuestro, no debajo. Y pequeños cambios en la apertura de los párpados suponen grandes cambios en la evaporación de la lágrima. Es por eso que siempre se aconseja que el monitor esté a la altura de los ojos, o mejor un poco por debajo, pero no por encima.

Posibles remedios

Las soluciones se pueden deducir fácilmente de las causas explicadas: gafas con UVX 400  en caso de graduaciones no corregidas, lágrimas artificiales si hay ojo seco, etc. 
- Pausas cada 1-2 horas. Con 5 minutos puede ser suficiente, pero conviene apartar la mirada de la pantalla durante un rato, a ser posible enfocando de lejos. Así dejamos que el músculo del ojo se mueva y se relaje, para que no esté tantas horas fijo en la misma posición. Además, con estas pausas parpadeamos más (y esas pequeñas sequedades del ojo que no percibimos se solventan).
- Utilizar una resolución de pantalla adecuada. Si las letras no están muy pequeñas, no nos tenemos que esforzar tanto ni tenemos que acercarnos tanto al monitor.
- Colocar el monitor en la posición adecuada. Ni muy cerca para no tener que acomodar demasiado (y que no nos fatigue tanto la fuente de luz) ni muy lejos y que no veamos bien las letras. Lo tendencia natural es a acercarse mucho el monitor, así que en general tendremos que alejarlo un poco. Y en cuanto a altura, esto es muy importante: un poco por debajo de los ojos, a poder ser.
Sólo me queda aclarar que estas actitudes (pausas, distancia correcta, iluminación, etc) se pueden aplicar al trabajo con ordenador y al trabajo de cerca en general y se denominan medidas de higiene visual, no sólo vienen bien para la fatiga visual que hemos explicado, sino para otro problema (muy frecuente y también relacionado con la fatiga visual) llamado espasmos de acomodación, que bien merecería un artículo en un futuro.
 
 

Soluciones a los problemas de adaptación a los anteojos

Síntomas habituales de los problemas de adaptación a los anteojos monofocales:
Al adaptar un anteojo, es importante tener en cuenta que la elección errónea de una montura puede provocar alguno de los siguientes síntomas.
- Dolor de cabeza
- Cansancio ocular
- Molestias
- Incomodidad con los anteojos
- Mala agudeza visual
- Cambios de apreciación espacial
Soluciones a los problemas de adaptación:
Los factores mas importantes a tener en cuenta en la adaptación de las lentes monofocales son principalmente el centrado, y la distancia al vértice. Estos factores cambian al modificar los parámetros de las lentes o la forma de la montura.
Papel del óptico:
El óptico debe aconsejar al paciente en el momento de la elección de la montura, para que luego no existan problemas en la adaptación del anteojo.
Problemas de adaptación y soluciones:
PROBLEMAS DE ADAPTACION DEBIDO AL CENTRADO DE LA LENTE:
Un correcto centrado de la lente es imprescindible para una buena visión.
Requiere las siguientes condiciones:
- El centro óptico del cristal debe coincidir con el centro pupilar para no inducir un efecto prismático.
- El eje óptico de la lente debe pasar por el centro de rotación ocular.
- Si los anteojos se usan para una única distancia focal se deben centrar de forma específica para dicha distancia.
Inducción de desequilibrios prismáticos en visión próxima con anteojos de lejos
Cuando un anteojo es para visión de lejos suele utilizarse en forma permanente, de este modo cuando el usuario mira de cerca sin tomar algunas precauciones, estos anteojos pueden inducir a un desequilibrio prismático vertical y horizontal.
El desequilibrio prismático horizontal, normalmente es bien tolerado debido a la gran amplitud de las reservas fusionales horizontales de la mayoría de los sujetos.
El desequilibrio prismático vertical, solo aparece cuando existe una anisometropía. Estos desequilibrios pueden ocasionar problemas astenópicos (fatiga ocular), aunque puede producirse el llamado fenómeno de adaptación al prisma.
Soluciones:
Inclinar la cabeza ligeramente hacia adelante en visión próxima para evitar cualquier desequilibrio prismático vertical.
Recomendar lentes de contacto para evitar cualquier efecto prismático ya que la lente acompaña el movimiento del ojo manteniéndose centrada.
Inducción de desequilibrios prismáticos en anteojos para visión próxima
La distancia naso-pupilar disminuye a medida que la distancia de trabajo es más próxima. Si el usuario cambia la posición de los anteojos de cerca o la distancia de trabajo, se pueden inducir efectos prismáticos no deseados y por tanto un cansancio durante un tiempo de trabajo prolongado.
Soluciones:
Medida adecuada de la distancia naso-pupilar a una distancia de trabajo fija.
Control de la distancia de trabajo y de vértice por parte del usuario.
Inducción de una potencia incorrecta
La forma de la montura debe orientar correctamente el eje óptico para que coincida con el eje visual, de lo contrario se puede inducir a un nuevo astigmatismo oblicuo y una nueva potencia esférica no deseada.
En estos casos notamos que empeora la agudeza visual del usuario en condiciones normales de trabajo, produciéndole molestia e incomodidad.
Soluciones:
- La montura debe estar ligeramente curvada si los centros pupilares están ligeramente nasales con respecto al centro geométrico.
- La montura debe estar plana si los centros pupilares coinciden con los centros geométricos del cristal.
- El ángulo pantoscópico debe ser aproximadamente de 10º, tiene una finalidad estética que pretende facilitar la adaptación a las lentes, ya que cuando el usuario mira a lo lejos, el eje visual está aproximadamente 10º inclinado con respecto al horizontal.

PROBLEMAS DE ADAPTACION POR NO TENER EN CUENTA LA DISTANCIA AL VERTICE:
Habitualmente, la refracción se lleva a cabo con anteojos de prueba, foróptero, etc, para luego colocar las lentes con la prescripción final en una montura. Es importante saber que cada instrumento de refracción tendrá diferente distancia al vértice. La variación de esta distancia al vértice influye en la refracción.
El usuario cambia la posición de sus gafas para estar mas cómodo
Es muy habitual que los usuarios de anteojos cambien la posición de su montura de forma espontánea para compensar un aumento de su ametropía o una refracción incorrecta. Si el ojo sufre una variación de su ametropía, cambia la posición del punto remoto, por lo tanto ha de variar la posición de la lente para hacer coincidir dicho punto remoto con la focal de la lente y así compensar el error refractivo.
Un hipermétrope hipocorregido necesita alejar la lente, por el contrario si estuviera hipercorregido acercaría los anteojos.
Un miope hipocorregido necesita acercar la lente, esta es la razón de que muchos miopes tengan la costumbre de acercar las gafas al ojo.
El usuario se queja de mala visión:
Para un mismo paciente, puede existir una diferencia entre la distancia al vértice de la montura y la del anteojo de prueba utilizado durante la refracción, lo que significa que la potencia de la lente compensatoria en ambas situaciones debe ser diferente.
Síntomas:
La agudeza visual empeora con las gafas prescriptas con respecto al momento de la refracción.
Solución:
Reflejar la distancia al vértice en la prescripción escrita, para mantenerla o compensarla.
Mantener la distancia al vértice en la montura seleccionada o después de cualquier ajuste de la misma. Debido al uso o reiteradas adaptaciones de la montura, también se puede modificar la distancia al vértice, por lo que hay que cuidar especialmente el ajuste de las mismas.
Realizar la compensación necesaria en la potencia si la distancia al vértice cambia.
PROBLEMAS DE ADAPTACION AL CAMPO VISUAL:
Existen dos campos visuales, el campo visual macular y el campo visual periférico. El campo visual macular también llamado de fijación, es la extensión angular limitada por el movimiento del ojo en todas las direcciones de mirada, manteniendo la cabeza inmóvil, y fijando en fóvea.
El campo angular, por lo tanto, estará subtendido desde el centro de rotación del ojo.
El campo visual periférico o estático es la máxima extensión angular visible con el ojo inmóvil mirando a un punto de fijación y el campo angular, por lo tanto, estará subtendido desde la pupila de entrada del ojo.
 
Solapamiento de las imágenes en el borde de la lente
En el caso de lentes negativas existe un aumento de campo visual que en principio no origina problemas de adaptación. En ocasiones cuando un paciente mira por la periferia de la lente puede tener un solapamiento de imágenes debido al aumento del campo, viendo la misma imagen en el extremo y fuera de la lente pero con distinta nitidez.
Síntomas:
Es un problema de adaptación poco molesto ya que apenas suele apreciarse por que el usuario suprime la imagen de peor calidad. En caso de manifestarse se verá doble imagen en el borde de la lente.
Soluciones:
- Mover la cabeza y no los ojos cuando se mira a un punto alejado en el campo visual. La mayor parte de las veces los usuarios de anteojos con este problema mueven la cabeza como tendencia natural.
- Lentes de contacto: Cuando se utilizan lentes de contacto el campo visual macular no varia con respecto al tamaño del campo visual macular sin corrección, debido a que la lente se mueve con el ojo.
Reducción del campo visual y aparición del escotoma:
Las lentes positivas producen una disminución del campo visual y se crea una zona ciega a la visión llamada escotoma anular. Los objetos se pueden ver dentro del campo visual macular o periférico, desaparecen cuando están dentro del escotoma y vuelven a aparecer de forma borrosa cuando se mira por fuera de la lente y están fuera del escotoma.
Síntomas:
La perdida de campo visual, así como la aparición de escotomas dan lugar a una mayor torpeza de movimientos. Debido al escotoma anular el usuario pierde la visibilidad de algunos objetos cuando están dentro de la zona ciega. A todo esto se une la sensación de movimiento de los objetos cuando mira en dirección de la periferia debido a los efectos prismáticos inducidos en el borde de la lente o a la distorsión. En la vida diaria estos problemas pueden ocasionar dificultades para subir o bajar escaleras, cruzar una carretera, o conducir.
Soluciones para aumentar el campo visual:
- Montura de mayor calibre: Para lentes de elevada potencia se aconsejan monturas de pequeño calibre para reducir espesor y peso, pero a menor distancia desde el centro óptico hasta el borde de la lente disminuye el campo visual. En caso de reducción importante del campo se debe prestar atención para que las monturas no sean demasiado pequeñas.
- Montura con menor distancia al vértice: Se aconsejan monturas que estén a una distancia lo menor posible siempre que no roce con pestañas o mejillas.
- Lentes de contacto: Cuando estas se utilizan, el campo visual macular no varia con respecto al tamaño del campo visual macular sin corrección, debido a que la lente acompaña el movimiento del ojo. Sin embargo hay que tener cuidado si se trata del campo periférico donde si se puede inducir una reducción del campo frente a una lente oftálmica convencional.
Soluciones para disminuir el tamaño del escotoma sin disminuir el tamaño del campo visual:
Monturas de aros fino, ya que el grosor de la montura se añade al escotoma aumentando la zona ciega de visión.
Lentes de menor espesor. Una lente de menor espesor aumenta menos el tamaño de la imagen en retina y por tanto también aumenta menos el tamaño del escotoma.
PROBLEMAS DE ADAPTACION POR DIFERENCIA DE TAMAÑO DE IMAGEN EN LA RETINA:
Las lentes oftálmicas varían el tamaño de la imagen en retina con respecto al tamaño de la imagen en retina sin la lente. Esto puede dar lugar a problemas de adaptación.
Tipos de problemas:
Aniseiconía:
Cuando existe una ametropía axial lo mas habitual es pensar que la imagen retiniana del ojo miope, sin corrección, es de mayor tamaño que para un emétrope y la del hipermétrope de menor tamaño. Cuando la ametropía es refractiva lo mas habitual es pensar que el tamaño de la imagen retiniana no varia. Sin embargo existen casos de isometropía, incluso en amétropes, con aniseiconía. Esto se debe a que existen múltiples variables combinadas entre si, como longitud axial, índice de refracción, curvatura, y distribución de los fotorreceptores retinianos donde se forma la imagen, que influye en el tamaño de la imagen percibida.
Síntomas:
Los síntomas pueden presentarse cuando la aniseiconía es mayor del 5%, ahora si no presenta problemas nunca se debe compensar.
El primer paso, cuando el usuario tiene síntomas astenópicos, es medir la aniseiconía subjetiva para averiguar el origen del problema
Soluciones:
Cuando el usuario presenta problemas de adaptación debido a una aniseiconía creada por las lentes, esta se puede compensar mediante un cambio de parámetros con lentes oftálmicas o mediante lentes de contacto.
Las lentes positivas se caracterizan por producir un aumento en el tamaño de la imagen retiniana, mientras que las lentes negativas la disminuyen.
Disminuir el “aumento del tamaño de imagen en retina” producido por una lente positiva:
- Disminuir la distancia al vértice: se debe seleccionar una montura con poca distancia al vértice.
- Disminuir el espesor: un mayor espesor de centro de una lente positiva puede influir notablemente en un aumento del tamaño de la imagen.
- Aumentar el índice de refracción: se debe aumentar el índice de refracción en lentes positivas. Ahora bien en caso de variar el índice de refracción es aconsejable cambiarlo en ambas lentes.
- Lentes de contacto: Tienen un espesor aproximado entre 0.03 mm y 0.18 mm haciendo despreciable el aumento debido a la forma. Esta característica sumada a la disminución de la distancia al vértice las hace la mejor opción.
- Para que una lente negativa disminuya menos el tamaño de imagen en retina producido, se debe aumentar el espesor o disminuir el índice de refracción.
El usuario se queja de mala visión:
La variación de tamaño de imagen en retina puede dar lugar a una mejor o peor agudeza visual, de forma que si dicho tamaño es menor la agudeza visual disminuirá y si el tamaño es mayor la agudeza visual mejorará.
Síntomas:
- Un hipermétrope logra con ayuda de corrección óptica un aumento del tamaño de imagen retiniana, esto puede ser un factor que ayude a mejorar la agudeza visual. El hipermétrope puede mejorar o empeorar su visión de lejos en forma significativa usando lentes de contacto con una corrección de +/- 0.25. Las lentes de contacto por otro lado disminuyen la demanda acomodativa del hipermétrope en visión de cerca.
- Un miope sufre una disminución del tamaño de imagen retiniana pudiendo reducir la agudeza visual, en cambio si utiliza una lente de contacto la disminución del tamaño es menor y por lo tanto la agudeza visual mejora. En cambio las lentes de contacto aumentan la demanda acomodativa del miope en visión de cerca.
Conclusión:
Todos los parámetros estudiados pueden implicar una falta de adaptación del usuario a sus anteojos. Conocer como influye cada parte de la montura y de la lente, así como su adaptación, es imprescindible para el óptico. No siempre se puede solucionar completamente el problema, pero si se conoce el origen del mismo es posible mejorarlo. Un cambio en la forma de la montura, alturas, centros, distancias de vértice, inclinación de los aros, pueden mejorar la adaptación del usuario a los anteojos.
 
 
 
  •  1 
  •    
    San José 136 c/ Mcal. López HORARIO DE ATENCIÓN
    Asunción - Paraguay, 2.012 Lunes a Viernes: De 14:00 a 19:30 hs.
    Tel.: (595 21) 210.506 Sábados: De 8:00 a 12:00 hs.
    consulta@climed.com.py