Reserva de Horas
Solicitud de horas Online
Tel.: (595 21) 210.506
San José 136 c/ Mcal. López
Asunción, Paraguay
 
 
 
Cirugía de Glaucoma
 
 
 
Glaucoma es un grupo de enfermedades en las cuales el nervio óptico sufre un daño de una forma muy característica. La persona que padece glaucoma suele experimentar una pérdida asintomática y lentamente progresiva del campo visual. Es por dicha razón que a esta enfermedad se la solía llamar, (en tiempos donde el tratamiento no era tan eficaz como actualmente), “el ladrón silencioso de la visión”. La presión intraocular (PIO), suele ser el factor de riesgo más importante, aunque no el único, para el desarrollo de la lesión glaucomatosa. Los valores de PIO capaces de provocar daño en el nervio óptico y, por ende del campo visual, varían de persona en persona no existiendo un límite de presión neto dónde separar los que están a salvo de los que no. Se considera -como dijimos, dentro de un amplio margen - que cuanto mayor es la PIO más la posibilidad de tener glaucoma.

La enfermedad no tiene cura, solo tratamiento a través de medicaciones y/o cirugía. El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo.

¿Quién puede tener glaucoma?
Cualquiera a cualquier edad. Los hay del recién nacido (congénito), o de la forma más frecuente, el glaucoma primario de ángulo abierto (ver más adelante) que prevalecer en personas mayores de 45 años. En casi todos los casos la consulta periódica a su médico oftalmólogo suele detectar la aparición temprana de la enfermedad. La importancia del examen ocular completo radica en que las estadísticas muestran a un gran número de la población (entre 40.000 y 80.000 personas) afectadas cada año en la Argentina. Se cree, además, que por lo menos la mitad de los que lo sufren, ignoran su condición hasta que el glaucoma avanza lo suficiente para afectar las acciones cotidianas: conducir un automóvil, cruzar una calle, o hasta para reconocer visualmente a las personas que nos rodean. 

  
 
 
Sin embargo, existen grupos de personas que están proclives a desarrollar glaucoma en uno o ambos ojos y, por lo tanto, deben realizar controles más frecuentes:

- Mayores de 45 años que no hayan realizado un examen ocular en los últimos años 
- Personas con familiares directos con glaucoma 
- Personas que le hayan tomado alguna vez la presión intraocular y le hayan dicho que era alta 
- Miopes (mayor a 5 dioptrías) 
- Pacientes medicados con corticoides (en cualquiera de sus formas de administración) 
- Personas que hayan sufrido un golpe en el ojo 
- Diabéticos

Una patología caracterizada por la progresiva pérdida del campo visual, asociado a un daño en el nervio óptico. Causado por diferentes factores de riesgo como: la presión intraocular elevada, deficiencias en la irrigación sanguínea, edad, herencia, raza, etc. La enfermedad no tiene cura, solo tratamiento a través de medicaciones y/o cirugía. El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo.
 

Cirugía láser

El tratamiento mediante cirugía láser en glaucoma actúa como prevención de las elevaciones bruscas (agudas) de la presión ocular o como coadyuvante de las gotas. 

  
 
 
 

Se la utiliza preventivamente en aquellos ojos muy cortos cuyos compartimentos están muy juntos entre sí. Estos glaucomas se los denominan de ángulo estrecho y pueden sufrir ataques agudos de presión ocular. Son precisamente éstos casos los cuales luego de utilizar un antiespasmódico u otra medicación por boca pueden desencadenar un ataque agudo. El láser no baja la PIO pero es sumamente efectivo para prevenir dichos picos.

Existen otras veces en las cuales se utiliza el láser para producir una disminución de la PIO. El tratamiento es muy simple y rápido, casi no produce dolor y es totalmente ambulatorio. En contrapartida con estas ventajas, la acción hipotensora no siempre es uniforme variando grandemente entre las personas y el efecto no suele ser permanente así que aún en los casos que son efectivos el control debe continuar de por vida.

 

Cirugía Filtrante para el glaucoma

Se entiende por cirugía filtrante a todos aquellos procedimientos que se realizan en un quirófano y que consisten en permitir que el líquido contenido en el interior del ojo, (humor acuso), que está a una presión elevada pueda salir a través de una salida hecha por el cirujano. Existen numerosas técnicas, aunque la más conocida recibe el nombre de trabeculectomía.

Esta operación constituye la forma más efectiva de producir una disminución permanente de la presión ocular. En todos estos años, se le han ido introduciendo pequeñas modificaciones que han hecho de la trabeculectomía una técnica confiable en manos experimentadas. El procedimiento es ambulatorio, se realiza con anestesia local (sólo el ojo) y tiene una duración de entre 20-40 minutos. Suele producir una brusca caída de la PIO durante los primeros días seguida de una leve recuperación. Tanto la operación como el postoperatorio son muy rápidos y muy poco molestos. En la mayoría de los casos la visión no cambia aunque podría mejorar o disminuir levemente en el transcurso de la recuperación. Pese a los buenos resultados, debido a la naturaleza de la operación y a algunos riesgos inherentes a toda cirugía se suele indicar cuando los otros tratamientos no han sido satisfactorios. Las complicaciones de la trabeculectomía pueden ser transitorias (una o dos semanas) como las hemorragias, la muy baja presión ocular y las sensaciones de cuerpo extraño o las afortunadamente menos frecuentes ( pero a veces permanentes) como las cataratas o también las infecciones.

El desarrollo de nuevas técnicas que minimicen las complicaciones son difundidas continuamente, existen numerosas alternativas en diferentes estados de investigación, aunque en la mayoría de los casos, la trabeculectomía continúa brindando un excelente control de la enfermedad.

La cirugía de Glaucoma incluye cualquier procedimiento quirúrgico destinado a solucionar el glaucoma.

Incluye:

•  Goniotomía

•  Iridectomía quirúrgica

•  Trabeculectomía

•  Trabeculotomía

•  Colocación de válvula
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
San José 136 c/ Mcal. López HORARIO DE ATENCIÓN
Asunción - Paraguay, 2.012 Lunes a Viernes: De 14:00 a 19:30 hs.
Tel.: (595 21) 210.506 Sábados: De 8:00 a 12:00 hs.
consulta@climed.com.py